guanajuatobest.com Blog


Turismo, el reto de Guanajuato.

Posted in Sierras y Montañas by Guillermo Smith on the June 23rd, 1997

                Cerca del fin de este milenio, toca a nuestra ciudad enfrentar el reto de proyectarse con un nuevo enfoque dirigido netamente al turismo de todos los niveles.  Difícil encomienda.  No tanto por la situación económica actual, sino debido al modo de pensar de los Guanajuatenses.

                El origen de la ciudad fue la minería, que a través de 400 años sufre los altibajos de las bonanzas y abandono de los fundos mineros lo que ha llevado a que nuestra población no siga los parámetros de crecimiento que se observan en ciudades como Irapuato o León.  Hecho notable es que en siglos pasados nuestra población llego a tener mas de 200,000 habitantes, cayendo para 1914 a 14,000 habitantes y recuperándose hasta los 100,000 habitantes actuales.

                 Pero algo quedó de esas antiguas bonanzas, nuestros monumentos, iglesias, parques, jardines, presas, túneles, haciendas y edificios municipales.  Si calculamos un costo conservador de 100 hectáreas de estos inmuebles, obtendremos un valor de 5,000 millones de pesos, dividido entre los 100,000 habitantes, tocaría el valor de 50,000 nuevos pesos, por persona.  Dato curioso que nos hace sentir lo ricos que somos, no en dinero, sino en propiedades, de los que un buen judío, de inmediato pensaría en obtener beneficios con su venta.  Lo cual, claro esta, nosotros no venderíamos. Pero sí podemos usar este legado de nuestros ancestros mostrándolo al turismo, pero de una manera ordenada, ofertando calidad y servicios en cada una de las ramas de esta industria.

                Debemos pensar en una estrategia para lograr este objetivo.

                La primera y fundamental, es la unión de todos los guanajuatenses, no sólo la de los directamente involucrados en el área turística, sino todos los ciudadanos, pues el rebote económico nos beneficia a todos.

                El segundo punto es que debemos presentar al turismo una nueva imagen que permita la llegada a nuestra ciudad por un nuevo acceso que impacte los sentidos visuales de quien nos visita, acercándolo con las ciudades y aeropuerto en tiempo y distancia, pues actualmente se pueden hacer 6 minutos de Silao a la Glorieta Santa Fe y de allí retrasarse hasta 25 minutos en los 4 km. hasta Guanajuato, debido a la inoperante carretera actual de acceso a la ciudad, la cual ya ha rebasado por mucho los aforos con que fue proyectada.

                 Como tercer punto y de vital importancia, es ofrecer al inversionista nacional y extranjero un área que nuestro plan rector de desarrollo establece pero no ubica, zona que deberá contar con ciertas condicionantes:

                Estar situada próxima a áreas de alto valor histórico que sirvan de ancla al viajero ávido del encuentro con el pasado histórico de esta ciudad.

                Encontrarse apartada o separada de áreas de crecimiento urbano de alta densidad, como son las colonias populares.

                Contar con un área delimitada y confinada que de acuerdo con el proyecto y regularizaciones oficiales, garanticen a los inversores que el uso determinado de la zona será respetado y protegido.

                 Si analizamos estas condicionantes, podemos pensar en tres alternativas:

                La primera.  Las zonas altas de la panorámica. situación que es la menos propicia pues adolece de muchos factores negativos, entre los que podemos señalar como más importantes, que: las cotas impiden la llegada de agua potable, que no existe un área de la magnitud necesaria (300 hectáreas) y que vendría a saturar el ya conflictivo tráfico vehicular de esta ya caótica ciudad.

                La segunda será la zona de Puentecillas que, aunque si cuenta con el área necesaria, se encuentra alejada de los vestigios históricos importantes, además de que su desordenado desarrollo ha creado un caos de índole urbano, lo que desalentaría la inversión necesaria.

                Sólo nos queda la tercera zona ubicada a la vera del río de Marfil, donde la presencia centenaria de las majestuosas haciendas mineras como son Dolores de Barrera, San Gabriel de Barrera, la de Pánuco, Santa Ana, La Trinidad, Casas Blancas y otras, proporcionan la magia necesaria para que se de el desarrollo que nuestra ciudad urgentemente requiere.

                 Imaginemos esta parte del río de Marfil, con sus aguas saneadas y andadores a las orillas, que inciten tanto a nuestra gente como al visitante a recorrerlo, disfrutando de sus magníficas portadas y sombreado por los alisos, jaras y pirules que difusamente se han desarrollado ahí.

                No tengamos miedo del inversionista foráneo.  Estas inversiones serán de alto nivel y captarán un turismo que nosotros no podemos recibir por el alto costo de hoteles de gran lujo, pero la derrama económica lateral si la podemos captar.

                Meditemos, la minería se puede acabar.  El turismo es un recurso renovable y si lo sabemos captar, inagotable.  Enfrentemos este reto con decisión y confianza y sobre todo  unidos.

Junio 23 de 1997.   ING. GUILLERMO F. SMITH GUERRERO

 ING. GUILLERMO F. SMITH GUERRERO